Revisarán en el ITESO el papel de los posgrados en la innovación social

El ITESO será sede del XXXII Congreso Nacional de Posgrado y la Expo Posgrado 2018, actividades en las que “el posgrado y la innovación social para enfrentar los retos nacionales y globales” serán los ejes principales, del 26 al 28 de septiembre.  
 
Estas actividades son organizadas por el Consejo Mexicano de Estudios de Posgrado (Comepo), que agrupa a más de 50 instituciones de educación superior y centros de investigación que ofrecen, en conjunto, más del 80 por ciento de los programas de posgrado de calidad en México. 
 
Con Catalina Morfín López, directora general académica del ITESO, como presidenta de la Comepo desde 2016, el ITESO se convirtió en la primera universidad privada en ostentar la presidencia de esta asociación desde su creación, en el año 2000. 
 
Durante los tres días del congreso, el ITESO recibirá a cerca de 250 personas en un ambiente multidisciplinario, donde al finalizar el encuentro habrán hecho una reflexión del papel de la universidad en la dinámica de los posgrados en México. Además, se buscará un acercamiento con las autoridades que definen la política pública en torno al posgrado. 
 
“El Comepo es un interlocutor con las autoridades que definen la política pública del posgrado a nivel nacional, con afán de mejorar la calidad del posgrado”, señaló Morfín López. 
 
“En los dos congresos en los que he participado hemos hecho una declaratoria dirigida a las autoridades, señalando las diferentes necesidades que tenemos como universidades que tienen posgrados de calidad. Insistimos mucho, por ejemplo, en que se cumpla con el incremento del uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para presupuesto asignado al desarrollo de la ciencia y la tecnología”, dijo. 
 
“Estamos en un momento interesante por el periodo de transición. Coincidimos en muchos aspectos con lo que ha propuesto María Elena Álvarez-Buylla, propuesta como la nueva directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para la próxima administración, en el sentido de que la ciencia esté al servicio de la sociedad”, afirmó. 
 
Desde el Comepo se pedirá al gobierno entrante mayores apoyos para incrementar la cobertura de posgrados. “Hay alrededor de 350 mil alumnos estudiando algún posgrado a nivel nacional, no es nada. Pediremos que de alguna manera se posibilite que más personas interesadas en estudiar un posgrado lo puedan hacer para fortalecer la planta de científicos de la nación”, comentó  Morfín. Agregó que se pedirá favorecer aquellos programas —especialmente doctorados— que cuenten con estándares de calidad nacional, sin detrimento de las becas internacionales. 
 
Otros aspectos que se revisarán desde el Comepo serán los criterios de evaluación del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), la homologación de criterios de evaluación entre las diversas áreas del Conacyt y la procuración de una mayor descentralización de recursos. 
 
En tanto, otro objetivo del congreso será compartir, aprender y reconocer prácticas interesantes de otras instituciones, así como revisar otras formas de evaluar la calidad de los programas de posgrado. 
 
En la actividad se contará con la presencia de José Morales Orozco, SJ, rector del ITESO; Enrique Cabrero Mendoza, director del Conacyt; Jaime Reyes Robles, titular de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología del Estado de Jalisco (SICyT); María Elena Limón García, presidenta municipal de Tlaquepaque, y Esteban Moctezuma Barragán, próximo titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), quien dictará la conferencia magistral “El posgrado en el contexto educativo nacional como estrategia de cambio socio-ambiental”. 
 
Diálogos, paneles, talleres y exposiciones de trabajos libres completarán el programa del congreso, el cual tendrá como sede el Auditorio M del ITESO. 
 
El posgrado y el compromiso social
 
Catalina Morfín apuntó que el tema del congreso, basado en la innovación social, es uno muy cercano para el ITESO, ya que desde sus posgrados se priorizan temas como calidad de vida, democracia, derechos humanos y sustentabilidad.
 
“Creo que uno de los principales ejes para la innovación social puede ser la sustentabilidad: averiguar a través de qué proyectos podemos generar riqueza y valor social sin detrimento del medio ambiente. Es una de nuestras puntas de lanza”, señaló. 
 
Y es que la académica está consciente de que la innovación social, entendida como una herramienta para diseñar soluciones novedosas, viables y que tengan un impacto sobre los grandes problemas que afectan a la sociedad en la actualidad, se hace desde todas las áreas del saber. 
 
Enfatizó también que desde el área de posgrados resulta natural adoptar acciones que resalten el compromiso social que caracteriza a la universidad, el cual además es una de las Orientaciones Fundamentales del ITESO (OFI), ya que los posgrados exigen no únicamente aprender la teoría, sino aplicarla.
 
“Esto exige tener una vinculación con algún grupo social que tenga una problemática”, señaló. 
 
La Directora general académica del ITESO compartió que aunque en la licenciatura se dé cierto espacio para que los alumnos se involucren con niveles básicos de investigación y vinculación, es durante la maestría, doctorado y/o especialidad que se pueden explotar estas herramientas, y que junto con el conocimiento dan como resultado un movimiento que puede aportar soluciones a las problemáticas sociales actuales.